Connect with us

Farandula

Bachatas sobre crueles tragedias que el dominicano baila

Cuando las…
The…

Published

on

Cuando las canciones tienen ritmos melódicos, pocas personas se detienen a escuchar realmente las letras a la hora de bailarlas. Y si se trata de ritmos bailables, pocos se asemejan a la bachata.

La cadencia y los sonidos la convierten en la preferida de los bailadores en las pistas. Sin embargo, muchas de ellas narran historias crueles, asesinatos, incestos, depresión, traiciones, agresiones sexuales, celos e infidelidades, que seguramente ya has bailado. ¿Te habías percatado?

Desde Diario Libre, hemos hecho un recopilatorio de las bachatas más populares que los dominicanos no dejan de bailar, pero que narran desastrosas tragedias.

“Mi hermana y yo”

Interpretada por Luis Miguel de la bachata, narra la historia de dos hermanos huérfanos que tuvieron una infancia difícil, pero que, al cumplir los 20 años, se independizaron de un tío abusador con quien se criaron. Ella comenzó a estudiar Derecho y, un día, fue víctima de una tragedia. Fue violada y asesinada al salir del centro de estudios. Paradójicamente, el ritmo con el que fue acompañada esta letra la convierte en una de las más solicitadas en los centros de diversión.

“El engaño”

Luis Vargas cuenta una vivencia muy personal en el tema “El Engaño”. En su biografía se asegura que crió 7 hijos de diferentes mujeres que alegaban que él era el padre. Luego de muchos años, se obtuvieron los resultados de las pruebas de ADN y solo 2 eran sus verdaderos hijos. Al enterarse de esto, se puso en contacto con las madres de esos 5 niños y ellas decidieron buscarlos, aunque Luis Vargas no tenía problemas en seguir haciendo y cumpliendo su papel de padre. El dolor que vivió tras desprenderse de esos hijos quedó registrado en una rítmica bachata que no falta en los bailes de cualquier dominicano.

“Que me la devuelva”

En este tema, Raúlín Rodríguez canta cómo un hombre pierde a su amada, quien se ahoga en el mar durante una visita a la playa. El artista, con su capacidad interpretativa característica, le suplica al mar que le devuelva al amor de su vida.

“Hermanita”

Con más de 227 millones de reproducciones en YouTube, el grupo Aventura, en voz y letra de Romeo Santos, cuenta una historia de violencia intrafamiliar donde se puede sentir la impotencia que siente un hermano al enterarse de que el esposo de su hermana la maltrata brutalmente. Al inicio del video se hace un llamado a eliminar la agresión contra las mujeres, haciendo eco de un informe de la Organización Mundial de la Salud que señala a los feminicidios como la principal causa de muerte de las mujeres, junto con el cáncer.

“Amor de madre”

También con Aventura, Romeo Santos vuelve a tocar las fibras más sensibles. En el tema “Amor de madre” narra cómo una mujer que tuvo que criar a su hijo sola se vio obligada a prostituirse para sacarlo adelante, pero que, al crecer, tomó el mal camino y se vio envuelto en un crimen y fue llevado a la cárcel, algo que ella no pudo soportar y falleció.

“El alcohol”

Pocas acciones provocan más sufrimiento y tragedias en las familias que el alcoholismo. El cantante Frank Reyes narra cómo hace sufrir a la mujer que ama por su alcoholismo, al punto de hacer su vida un “martirio y un dolor”.

“La travesía”

Los viajes ilegales a través del mar para llegar a Estados Unidos, vía Puerto Rico, en frágiles embarcaciones, son una problemática que afecta a la sociedad dominicana, que ve morir a su gente tratando de lograr una mejor vida. “Hambre, frío, sueño, gritos y muerte” es lo que cuenta con su voz el bachatero Joe Veras en este tema que cuenta con una de las melodías más bailables.

“¿Dónde están esos amigos?”

Como cantó José José en uno de sus mayores éxitos, los amigos desaparecen a medida que el dinero se acaba. El Chaval de la bachata cuenta algo similar en la bachata “¿Dónde están esos amigos?”. Afortunadamente, y a diferencia del mexicano, al bachatero criollo le quedó un solo amigo fiel. Él canta que, a medida que fue perdiendo el dinero que tenía, las mujeres y los amigos que decían ser fieles lo abandonaron. “No es algo ficticio, es un realismo de algo muy serio que me sucedió”, advierte en la pegajosa canción que seguramente has bailado más de una vez.

“El triste”

En este tema, Zacarías Ferreira cuenta cómo sobrevive en medio de la depresión tras una ruptura amorosa. “Busco una salida para no morir, qué puedo hacer, dímelo Dios”, canta. La depresión es uno de los mayores males de la población mundial en la actualidad.

“La niña”

Una violación que a su vez es un incesto se cuenta en esta canción con letra cruda. Una tragedia hecha canción que Romeo Santos cantó y compuso mientras estaba junto a sus excompañeros del grupo Aventura. En ella se narra el abuso sexual de un padre a su pequeña hija mientras dormía.

“Luisa María”

En esta canción, Luis Miguel del Amargue cuenta la historia de una joven que, debido a su rebeldía, abandona su hogar y comienza una vida independiente en la gran ciudad. Para mantenerse económicamente, se ve obligada a prostituirse en un burdel. A causa de los excesos, la vida desordenada y malas decisiones, contrae una enfermedad sexual mortal. Con tan solo 20 años, “Luisa María”, la protagonista de esta historia y nombre de la canción, fallece en los brazos de su madre al regresar al pueblo donde nació.

“Señor juez”

La colaboración de Ozuna y Anthony Santos resulta en una bachata con mucho ritmo, aunque su letra dista mucho de ser alegre como sus acordes.

La trama se centra en un padre y el esposo de su hija que se presentan ante el juez tras la muerte de la joven.

“He cometido un delito y no merezco mi libertad”, canta Ozuna, insinuando que podría haber cometido un feminicidio. Mientras tanto, Anthony Santos, con su característico sentimiento impregnado en sus canciones, le recrimina su actuar. “Este dolor no tiene perdón, está acabando con mi vida. No hay castigo que cure esta herida”, grita “El mayimbe de la bachata”.

Como las anteriores, existen varias canciones de bachata que, a primera escucha, pueden parecer alegres, pero tienen un trasfondo trágico. Seguramente, después de leer este artículo, prestarás más atención a sus letras.