Connect with us

Salud

Los hábitos al usar el celular que revelan un trastorno de ansiedad

La ansiedad…

Published

on

La ansiedad es una emoción que surge ante la percepción de una amenaza o un peligro, y que nos prepara para afrontarla o evitarla. En ciertas situaciones, la ansiedad puede ser una respuesta fisiológica normal, leve y temporal. Pero cuando la respuesta es desproporcionada con respecto al estímulo que la desencadena y, además, es una conducta que se mantiene en el tiempo puede derivar en un trastorno mental.

Nuestros hábitos cotidianos pueden reflejar nuestro estado emocional. La ansiedad, que antes podía pasar desapercibida, ahora puede llegar a notarse en la conducta que tenemos respecto a nuestro dispositivo más personal: el teléfono celular.

Uno de los signos de ansiedad al usar el celular es el FOMO o miedo a perderse de algo. El miedo a “quedarse afuera” puede estar relacionado con salidas o eventos sociales, oportunidades laborales, relaciones o, incluso, cuestiones de la vida en general.

Si bien es difícil cuantificar la ansiedad y el estrés relacionados con el miedo a perderse algo, estudios demuestran que las personas que pasan más tiempo en las redes sociales tienen un mayor riesgo de sufrir ansiedad social y depresión.

Otro signo de ansiedad es el escroleo constante. Este comportamiento de evasión puede aumentar la ansiedad. Muchas personas utilizan esta conducta como un método de distracción, para desviar la atención de los problemas o conflictos personales.

Si te identificas con estos comportamientos, es posible que estés experimentando un trastorno de ansiedad. Pero no te preocupes, hay varias estrategias que puedes implementar para superar la adicción al celular:

  1. Poner el celular en ‘Modo Avión’ o en ‘No molestar’: De esta manera no se recibirá ninguna llamada ni mensaje, además de ahorrar mucha batería.
  2. Desactivar las notificaciones del celular: Esto puede ayudarte a reducir la necesidad de revisar constantemente tu teléfono.
  3. Mantén tu celular a distancia: Si eres de los que sienten la necesidad de revisar su celular cada dos segundos, aunque no haya ninguna notificación, lo mejor que puedes hacer es mantenerlo fuera de tu alcance. Puedes dejarlo en casa, en el coche, en un cajón del escritorio o incluso dárselo a alguien para que lo guarde. Sin embargo, necesitarás mucha fuerza de voluntad para hacer esto.
  4. Evita el uso del celular durante las comidas: Es muy común estar pendiente del celular mientras se come, esperando una llamada, un mensaje de WhatsApp o Instagram, comentarios en Facebook, etc. Este comportamiento, además de impedirte disfrutar de la comida, es una falta de respeto hacia las demás personas con las que compartes la mesa.
  5. Elimina las aplicaciones que no utilizas: Es muy común que el teléfono se llene de aplicaciones que no utilizas y que solo te hacen perder tiempo. Así que es hora de tomar el celular y eliminarlas. Debes quedarte solo con las aplicaciones que realmente utilizas y te son útiles.
  6. Silencia los grupos de WhatsApp: Es probable que tengas varios grupos en esta aplicación de mensajería, ya sea del trabajo, amigos de la universidad, etc. Aunque te gusta estar informado de todo, sabes que los grupos pueden llegar a ser muy agobiantes.
  7. Practica el autocontrol: Los hábitos no se cambian de la noche a la mañana, por lo que necesitarás mucha fuerza de voluntad y autocontrol para dejar de depender del celular y empezar a usarlo de manera responsable. Pero si te lo propones seriamente, podrás lograrlo.

Recuerda, es importante buscar asesoramiento psicológico si identificas signos de ansiedad. Cuidar de nuestra salud mental es tan importante como cuidar de nuestra salud física.