Connect with us

Nacionales

Siete planteles llevan 12 años en construcción en San Francisco de Macorís

Published

on

Deterioro en las edificaciones y materiales a la intemperie, es lo que se observa en los planteles escolares a medio terminar desde hace varios años en el municipio de San Francisco de Macorís.

Parte de los materiales fundamentales para la construcción de las aulas, ha sido sustraída por desconocidos, según indican comunitarios.

Citan el caso del Politécnico Las Caobas en la carretera La Jaya, iniciado hace 12 años, siendo uno de los primeros proyectos de jornada escolar extendida, pero que aún permanece “congelada en el tiempo”.

Otros seis centros educativos de este municipio se mantienen bajo la misma situación, entre ellos: Liceo Pedro Comprés, María Isabel Burgos, Escuela Eusebio Manzueta y la nueva edificación para la Escuela LARPE, todas pertenecientes al distrito educativo 07-05.

Mientras que del distrito 07-06, aún permanecen sin culminar Escuela Adelaida Pérez, Escuela Básica Loma de la Joya y Escuela Básica Urbanización Balbí.

La información fue ofrecida por el presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) en este municipio, Robert Frías, quien indica que la terminación de estos proyectos resolvería la problemáticas de sobrepoblación y falta de cupos que, al igual que otras demarcaciones, sufre el sistema educativo allí.

“Los comedores escolares es otro tema de mayor gravedad, ya que no se ha puesto interés mínimo en terminar esa parte”, dice Frías, quien a la vez menciona que son pocos los centros que cuentan con uno, mientras que el resto de comedores se mantienen sin reanudar su construcción.

Y es que en su mayoría, estas obras de planteles escolares datan del año 2017, información obtenida tras consultar una documentación sobre “Programas y proyectos en Ejecución de Edificaciones Escolares” por parte del Ministerio de Obras Públicas.

La Ley Número 118-21, desde el año 2021, ordenó la terminación de todas las escuelas que se encontraban suspendidas, sin embargo, aún para el nuevo año lectivo numerosos planteles continuarán inconclusos sumados a las dificultades expuestas en otros trabajos.

Mientras tanto, los maestros de la Escuela Loma de la Joya, quienes han aguardado durante 9 años que terminen su centro educativo, continúan planificando en su “salón de profesores”, constituido por una mesa oxidada de bancos rotos, en un patio que legalmente les pertenece a dos familias de la comunidad.

AULAS MÓVILES

vl presidente del gremio magisterial indica que a pesar de que en San Francisco de Macorís existen varios centros solicitando aulas móviles, solo en uno de ellos se está construyendo una única unidad.

Sin embargo, establece que estas no resuelven el problema, porque “eso tiene dos años de vida útil, el piso es de cartón”.

Frías menciona que el temor de esta medida es que lo que inicie como algo provisional, mediante la construcción de aulas móviles, termine en la misma “suerte” que la Escuela Adelaida Perez, quienes llevan 12 años establecidos en dos unidades mientras esperan la construcción de su plantel.

SOBREPOBLACIÓN

A un mes y 5 días del inicio del próximo año escolar 2023 – 2024, las escuelas encontradas en la parte urbana de San Francisco de Macorís en la provincia Duarte, albergan de 40 a 50 estudiantes por salón de clases.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *