Connect with us

Internacionales

Los Tres Días de Oscuridad: Entre la Profecía y la Ciencia

En un…

Published

on

En un mundo cada vez más interconectado por la tecnología y las redes sociales, las leyendas urbanas y las teorías conspirativas encuentran un terreno fértil para su difusión y evolución. Una de estas leyendas, que ha capturado la imaginación y el miedo de muchas personas alrededor del globo, es la profecía de los «3 días de oscuridad». Esta idea, que combina elementos de profecías religiosas, interpretaciones de las cuartetas de Nostradamus y teorías sobre fenómenos astronómicos extraordinarios, sugiere que el mundo se sumirá en una oscuridad total durante 72 horas. Durante este tiempo, según la leyenda, la humanidad experimentará una serie de eventos catastróficos como terremotos, cataclismos y apariciones sobrenaturales.

Lo que hace particularmente intrigante a esta profecía es su capacidad para mezclar elementos de miedo ancestral con preocupaciones modernas. Por un lado, evoca el temor milenario a la oscuridad y lo desconocido, y por otro, se nutre de la ansiedad contemporánea frente a desastres naturales y eventos astronómicos inusuales. La difusión de esta teoría a través de Internet ha contribuido a su popularidad, llevando a muchas personas a preguntarse sobre su veracidad y posibles consecuencias.

Origen de la Creencia

Históricamente, los «3 días de oscuridad» han sido mencionados en profecías religiosas, como las de la Biblia y en leyendas de civilizaciones antiguas. Por ejemplo, en la tradición cristiana, se habla de un período de oscuridad como preludio del fin de los tiempos. Similarmente, mitologías de distintas culturas han predicho períodos de oscuridad asociados con el fin del mundo o grandes cambios.

Perspectiva Científica

Científicamente, un evento que cause tres días de oscuridad global podría ser explicado por fenómenos como una enorme erupción volcánica que cubra la atmósfera con ceniza, una tormenta solar de magnitud extraordinaria, o incluso el impacto de un gran asteroide. Estos eventos, aunque poco probables, son físicamente posibles y tendrían efectos devastadores en el clima y la vida en la Tierra.

Fecha Tentativa

Diversas profecías han sugerido fechas específicas para estos tres días de oscuridad, aunque estas han ido cambiando a lo largo del tiempo. Desde un punto de vista científico, predecir una fecha exacta para un evento de esta magnitud es altamente especulativo y no se considera plausible.

Preparación y Supervivencia

Las recomendaciones para sobrevivir a un evento así varían desde consejos basados en creencias, como la acumulación de suministros sagrados, hasta orientaciones más prácticas de preparación para desastres. La preparación adecuada incluiría almacenar alimentos no perecederos, agua, y tener un plan de emergencia familiar.

Impacto Psicológico y Social

La creencia en un evento apocalíptico como los «3 días de oscuridad» tiene un impacto profundo en la psicología individual y colectiva. Puede generar miedo, ansiedad, pero también puede llevar a la reflexión sobre la vulnerabilidad humana y la importancia de la comunidad y la solidaridad en tiempos difíciles.

Algunas de las explicaciones que se han dado para los tres días de oscuridad son las siguientes:

Un eclipse galáctico:

se dice que la Tierra pasará por un cinturón de fotones que bloqueará la luz del Sol durante tres días. Sin embargo, esto es un concepto pseudocientífico que no tiene ningún fundamento. Los fotones son partículas de luz que viajan en todas direcciones, y no forman cinturones ni anillos. Además, la Tierra no está alineada con el centro de la galaxia, por lo que no hay ninguna posibilidad de que se produzca un eclipse de esta magnitud.

El choque de dos cuerpos celestes:

se dice que dos planetas, asteroides o cometas colisionarán cerca de la Tierra y generarán una gran explosión que oscurecerá el cielo durante tres días. Sin embargo, esto es muy improbable, ya que la NASA y otras agencias espaciales vigilan constantemente el espacio y detectan cualquier objeto potencialmente peligroso para nuestro planeta. Además, si hubiera un impacto de tal magnitud, las consecuencias serían mucho más graves que la oscuridad, ya que provocaría una extinción masiva de la vida.

Una tormenta solar:

Por lo tanto, podemos concluir que los tres días de oscuridad son una leyenda urbana que no tiene ninguna base científica, y que solo busca generar miedo e incertidumbre entre la población. La ciencia nos ofrece una visión más racional y realista del mundo, y nos ayuda a desmentir los mitos y las falsas noticias que circulan por Internet.

¿Hay alguna evidencia o posibilidad de que esto ocurra?

La respuesta corta es no. No hay ninguna base científica para sostener que el planeta Tierra vaya a experimentar tres días de oscuridad en un futuro cercano. De hecho, la NASA ha desmentido en varias ocasiones que haya anunciado o pronosticado algo así, y ha aclarado que se trata de información falsa que se difunde por las redes sociales.