Connect with us

Internacionales

El mortífero ataque contra un hospital de Gaza que conmovió al mundo: qué se sabe hasta ahora

Published

on

El ataque que se produjo este martes contra el hospital Al-Ahli, ubicado en la ciudad de Gaza, dejó cientos de muertos y miles de heridos. Numerosos países y organizaciones internacionales condenaron la agresión, que ha desencadenado una ola de protestas.

Qué ocurrió
El centro médico, que aparte de albergar a pacientes y heridos servía de refugio para unos 4.000 civiles palestinos desplazados, sufrió una fuerte explosión este martes, provocando un incendio masivo y la muerte de unas 500 personas, de acuerdo con los datos preliminares.

Numerosos reportes indican que la explosión fue resultado de un ataque aéreo.

Desde Palestina acusaron a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) de perpetrar el ataque aéreo contra el lugar. Tras la agresión, calificada por el vocero de la Defensa Civil de Palestina, Mahmoud Basal, de “sin precedentes en la historia” de la nación y “de equivalente a un genocidio”, se declararon tres días de luto.

Entre tanto, el líder del movimiento radical palestino Hamás, Ismail Haniyeh, declaró que EE.UU. es responsable del ataque “por el encubrimiento que da a la agresión israelí”.

Por su parte, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) afirmaron que la explosión fue provocada por el fallido lanzamiento de un misil disparado por la Yihad Islámica palestina. Aseguraron que, tras una revisión adicional de sistemas de operaciones e inteligencia, “está claro que las FDI no atacaron el hospital en Gaza”.

De su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que “el mundo entero lo sabe: los terroristas bárbaros de Gaza son los que atacaron el hospital de Gaza, no las FDI”.

Condena internacional
Numerosos países y organizaciones mundiales criticaron el suceso. Las primeras reacciones de condena llegaron desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Unión Europea, la ONU, así como desde Turquía, Egipto, Rusia, Canadá, Cuba y Venezuela, entre otros.

Rusia y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) solicitaron la celebración de una reunión abierta y urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en relación con lo ocurrido.

Al mismo tiempo, cientos de manifestantes se concentraron este martes en distintos países del mundo para expresar su indignación por el ataque. Las protestas se registraron en Turquía, Jordania, Irán, Irak, Túnez, Alemania y Colombia.