Connect with us

Economicas

Remesas en América Latina y el Caribe alivian la economía de los hogares

Las remesas…

Published

on

Las remesas juegan un papel importante para el crecimiento de la economía. Esos envíos de inmigrantes hacia sus países de origen representan la principal fuente de ingreso en muchos hogares de bajos recursos en América Latina y el Caribe, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Esto se traduce en reducción de pobreza y generación de divisas.

El comportamiento de las remesas hacia América Latina y el Caribe (ALC) ha presentado un ritmo de crecimiento. De acuerdo con el BID, en 2022 la cifra alcanzó los US$142,400 millones y se calcula que para el cierre de 2023 aumente en un 9.4%.

Al desglosar los datos, entre 2021 y 2022 los flujos entrantes incrementaron un 11.5%, lo que significa en términos absolutos US$14,800 millones. Esto se debe a que en 2021, año pospandemia, Estados Unidos abrió su mercado laboral, ofreciendo incentivos académicos y económicos para atraer trabajadores tras el impacto del desempleo.

A pesar de la crisis sanitaria, entre 2020 y 2021 las remesas presentaron una variación positiva, al pasar de US$101,200 millones a US$127,600 millones. En tanto, para el 2023 el BID estima que la cifra alcance los US$155,900 millones, lo que se traduce en un aumento de US$13,500 millones, respecto al año anterior.

En cuanto a Republica Dominicana, datos del Banco Central (BC) indican que al cierre del año anterior las remesas totalizaron los US$9,856.5 millones, promediando sobre los US$821.3 millones mensuales y para el cierre de 2023 se espera que supere los US$10,000 millones, ya que de enero a octubre promedian los US$842.4 mensuales.

Flujos en 2023
Además, de ser un ingreso para los hogares y aliviar la presión de sus bolsillos, las remesas también tienen una ponderación en la economía de países en vías de desarrollo.

De acuerdo con las proyecciones de cada país, en este año, en Suramérica, las remesas totalizarían los US$29,508 millones.

Colombia es la nación líder con un monto de US$10,202 millones. Por debajo se encuentra Brasil (US$4,304 millones) y Perú (US$4,241 millones).

Mientras en Centroamérica el valor de los flujos entrantes es de US$43,977 millones. Guatemala representa el 45.4% (US$19,982 millones) del total. A este le siguen, Honduras (US$9,369 millones) y El Salvador (US$8,198 millones). Mientras el país que se calcula que recibirá menos ingresos es Belice con US$134 millones.

En cuanto al Caribe las remesas a 2023 sumarán US$18,176 millones. República Dominicana tiene una participación de 55.7% (US$10,125 millones), lo que sitúa al país como el líder de la región y ocupa la cuarta posición en los países de América Latina y el Caribe.

A este le siguen, Haití que se proyecta que recibirá una suma de US$4,165 millones, Jamaica (US$3,558 millones) y Trinidad y Tobago (US$329 millones).

México, con una de las economías más grandes de América Latina y el Caribe, es el país que recibirá al término de este año la mayor cantidad de remesas, con una proyección de US$64,247 millones.

A nivel de subregional, los flujos de remesas durante el 2023 significaron 9,4% y 12,7% respecto al producto interno bruto (PIB) en los países del Caribe y de Centroamérica, respectivamente.

Migración y economía
Desde buscar mejores oportunidades económicas hasta conseguir beneficios académicos son algunas de las razones por las que las personas emigran.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadística (ONE), con datos del Ministerio de Relaciones Exteriores, a mayo 2021 el número total de la población dominicana que reside en otras naciones fue de 1,849,078.

En Estados Unidos la cifra representó un 69.6%, lo que significa 1,287,942 residentes dominicanos. A este le siguen, Puerto Rico (350,000) y España (125,687).

Las estadísticas del BID apuntan que la región del Caribe presentó la mayor participación del flujo migratorio de los países del ALC hacia Estados Unidos, durante enero-junio de 2023, con una variación de 8.6%, seguido de Suramérica, Centroamérica y México, 5.3%, 1.1% y 0.1%, respectivamente.

En tanto, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, siglas en inglés) registra que los cinco principales países de origen de las personas que se naturalizan en el año fiscal 2022 fue México con una participación de 13.3%, seguido de India (6.8%), Filipinas (5.5%), Cuba (4.8%) y República Dominicana (3.6%).